Transponder Garmin GTX327 con problemas de teclado

Al revisar el estado de un transpondedor de la casa Garmin, el modelo GTX 327, después de estar un tiempo sin uso, descubrimos decepcionados que fallaban la mayoría de las teclas del frontal, hasta el punto de hacerlo completamente inoperativo.

Desmontar el equipo es muy sencillo, solamente es necesario quitar los cuatro tornillos de la tapa metálica superior y los cuatro del frontal. Una vez extraído el frontal, se retira la pantalla que está en un bloque sujeto con dos tornillos y queda solamente el teclado.

Ya tuvo una avería similar y volvió del servicio técnico con una rotura del marco (junto a tecla 4) por lo que había que manejarlo con cuidado extremo.

En la parte trasera está el conector de la matriz de teclas y alimentación de leds de iluminación. Para verificar las teclas había que desmontar la placa de circuito impreso interior. Los puntos blancos de la parte trasera son el mecanismo de fijación del teclado.

A la vista del estado del marco se identificó la pieza completa (ref. S11-00491-01)  y se solicitó información de disponibilidad y precio. La respuesta de Garmin fue que no había en Europa y que tendría que solicitar el artículo a un distribuidor autorizado. No me facilitaron el precio. Siguiendo con la investigación de la avería, comprobé la integridad del PCB, todos los pines del conector iban a las teclas, las pistas estaban bien. Es un montaje de matriz típica de 4×4 (16 teclas) y cuatro teclas que puentean su conexión a tierra. Los pulsadores son del tipo ‘domo’, el ‘click’ era perfecto pera al medir con el óhmetro no se cerraba el contacto en la mayoría, siendo claramente un problema de suciedad / óxido en los domos y PCB.

Un film transparente retiene los domos en su posición, estos elementos son piezas ‘sueltas’, lo que dificulta la reparación.

La primera opción parecía limpiar piezas y volver a colocar los domos es su posición original, pero por el 1,98€ encontré domos (40 uds.) de 7mm con un círculo adhesivo incorporado. Valía la pena probar a poner domos nuevos sobre la superficie de la PCB límpia.

Una vez colocados todos los domos con su trozo de film adhesivo y para asegurar su inmovilidad cubrí la PCB con una capa de cinta de embalar transparente para estar seguro de que los domos no se movieran de su lugar.

Para sujetar el teclado al frontal, aunque quedaba ajustado, apliqué en los ‘puntos blancos’ de la imagen anterior un poco de resina epoxi ya que se habían cortado los vástagos de plástico.

Montado el equipo de nuevo se comprobó que todas las teclas funcionaban perfectamente. Reparado por menos de 2€ y algunos ratos sueltos.

IMPORTANTE: Las pruebas del equipo hay que hacerlas siempre con una carga de 50 Ohm en la antena para evitar daños en la etapa de salida de R.F.

Podría también gustarte...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *